¿Qué son los sarcomas abdominales y retroperitoneales? Síntomas y tratamiento

Los sarcomas abdominales son aquellos sarcomas de tejidos blandos que se pueden originar en los tejidos adiposos, musculosos, nerviosos, fibrosos y en los vasos sanguíneos. Aquellos tumores que crecen en la parte trasera de la cavidad abdominal se denominan sarcomas retroperitoneales. Los sarcomas en general son tumores poco frecuentes.

Los sarcomas representan el 1% de los cánceres, lo que se corresponde con una incidencia de 6/100000 habitantes al año. De éstos, alrededor de 4 de cada 10 sarcomas comienzan en el abdomen.

Tratamiento de sarcomas abdominales y retroperitoneales

La cirugía es la piedra angular del tratamiento de los sarcomas no metastásicos. La extirpación quirúrgica consiste en extraer el tumor sin romperlo con un margen de tejido sano lo suficientemente amplio a su alrededor con el fin de disminuir el riesgo de recaída local.

Se ha demostrado que la cirugía en centros con experiencia mejora la supervivencia global de los pacientes con sarcomas abdominales y retroperitoneales.  Por esto, la cirugía debe ser realizada por un cirujano experto en sarcomas, con innegable calidad para la extirpación de estos tumores, optimizando el seguimiento de los pacientes y disminuyendo su riesgo de recaída.

Por otro lado, la radioterapia puede ser un complemento a una cirugía para sarcoma de tejidos blandos, en particular cuando el tumor sea voluminoso, de localización profunda y de grado elevado.

En algunos casos, se puede realizar quimioterapia antes de la cirugía cuando el tumor tiene un volumen tumoral elevado, una localización desfavorable o una alta agresividad. El objetivo es obtener una disminución del tamaño tumoral o una necrosis del tumor, lo que facilitará la extirpación quirúrgica.

Síntomas de los sarcomas abdominales y retroperitoneales

Primero de todo, es importante saber que cuando los sarcomas se originan en la zona abdominal y retroperitoneal es común no sentir ningún síntoma hasta que el tumor ha alcanzado un gran tamaño. Sin embargo, los signos más comunes son:

  • Sangrado: En los tumores retroperitoneales se puede producir sangrado por invasión de órganos contiguos, como puede ser el estómago o el intestino. En estos casos se producirán deposiciones con sangre, o bien de color negro y viscosas.
  • Aumento del perímetro abdominal: En tumores muy voluminosos que afectan a órganos abdominales o retroperitoneales, puede aparecer una masa (bulto) que se puede palpar en el abdomen
  • Dolor: La masa o bulto que aparece puede ser dolorosa o no, aunque lo más frecuente es que al principio sea indolora. El dolor puede ocurrir por el crecimiento del propio tumor o bien por afectación de otras estructuras cercanas como nervios o músculos.

Por otro lado, también existen algunos síntomas generales que pueden aparecer cuando los tumores están más evolucionados o han producido metástasis:

  • Pérdida del apetito
  • Debilidad
  • Aumento de peso
  • Fiebre
  • Anemia

Si necesitas más información sobre sarcomas de tejidos blandos no dudes en ponerte en contacto con nuestra unidad especialista en sarcomas aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Banner título

    Somos especialistas en cáncer de origen digestivo, ginecológico, de mama y carcinomatosis peritoneal

    Sobre nosotros