La importancia de una buena nutrición en la cirugía oncológica

Nutrición y cáncer

Para el correcto funcionamiento de nuestro organismo son necesarios los nutrientes que se reciben a través de los alimentos que ingerimos. En los pacientes con cáncer es frecuente la alteración del estado nutricional debido a:

  • Que las células cancerosas necesitan más energía para sobrevivir.
  • Sufren una disminución del apetito.
  • Trastornos digestivos.
  • Pérdida de nutrientes por vómitos, diarreas o malabsorción de los nutrientes.
  • Aporte insuficiente de nutrientes esenciales.

Una cirugía supone una agresión para el organismo, que aumenta los requerimientos de macro y micronutrientes. Por otro lado, la alimentación se ve alterada un tiempo tras la cirugía, lo que puede poner en riesgo el estado nutricional de cada paciente. Por ello, es recomendable realizar una valoración nutricional preoperatoria antes de la cirugía para:

  • Mantener o mejorar el estado nutricional y evitar así el riesgo de complicaciones después de la intervención.
  • Favorecer la cicatrización de las heridas quirúrgicas.
  • Evitar complicaciones infecciosas.
  • Garantizar un buen soporte nutricional teniendo en cuenta el aporte calórico- proteico y estimular la inmunidad celular, mejorar la síntesis de proteínas y aumento del trofismo intestinal.

 

¿Cómo se realiza la valoración nutricional preoperatoria?

Primero de todo, se debe hacer una valoración nutricional antes de una cirugía compleja. Es importante que se realice de forma individualizada utilizando las herramientas de cribado nutricional (índice de masa corporal, pérdida de peso reciente no intencionada, conocimiento de la ingesta alimentaria y gravedad de la enfermedad que aumentan los requerimientos nutricionales).

Una vez identificado el riesgo de desnutrición de cada paciente, se debe realizar una valoración nutricional completa y establecer un plan de tratamiento nutricional con monitorización de la tolerancia y respuesta a este plan.

Después de esta valoración, el soporte nutricional no sólo tiene un papel clave en asegurar un aporte calórico-proteico, sino que también puede ser una terapia coadyuvante para evitar la inmunosupresión.

 

¿En qué consiste la inmunonutrición?

La inmunonutrición ha demostrado ser beneficiosa para la evolución postquirúrgica, ya que es capaz de modular la respuesta metabólica e inmunológica a través de diferentes mecanismos:

  • Estimulación de la inmunidad celular.
  • Mejora de la cicatrización de las heridas.
  • Mejora de la síntesis de proteínas.
  • Disminución de las pérdidas de nitrógeno.
  • Aumento del trofismo de la mucosa intestinal.

La inmunonutrición preoperatoria se recomienda en personas que van a ser sometidas a cirugía oncológica (con o sin desnutrición) entre 5 y 7 días antes y un mínimo de 10 días antes en personas con desnutrición severa.

Si te interesa saber más sobre la inmunonutrición, visita la página de Owings, especialistas en el manejo nutricional.

 

 

El estado nutricional óptimo

Un estado nutricional óptimo se alcanza cuando los requerimientos fisiológicos, bioquímicos y metabólicos están adecuadamente cubiertos por la ingestión de nutrientes a través de los alimentos. Existen diferentes tipos de nutrientes, que se clasifican en:

 

Macronutrientes

  • Hidratos de Carbono o carbohidratos: Su principal función en la alimentación es la de proporcionar energía. Son el principal combustible para el cuerpo humano. Entre ellos: Cereales, arroz, pasta y pan.
  • Proteínas: Las proteínas son los elementos estructurales. Forman y reparan los tejidos, transportan las vitaminas y el agua. Proteínas de origen animal son: carne, pescado los huevos y los lácteos. Como fuentes de origen vegetal cabe señalar las legumbres, los cereales y los frutos secos.
  • Grasas también llamadas lípidos: juntamente con los carbohidratos representan la mayor fuente de energía para el organismo.

Micronutrientes

  • Vitaminas: tienen funciones específicas y vitales para las células y tejidos del organismo
  • Minerales Son nutrientes que el organismo no es capaz de producir y que es indispensable recibir a través de los alimentos.

 

Quénet Torrent Institute ha incorporado los planes de inmunonutrición preoperatoria el tratamiento de sus pacientes, con la colaboración de profesionales expertos de Owings, que acompañan al paciente antes y después del tratamiento quirúrgico.

Si necesitas más información, puedes contactar con nuestros especialistas aquí.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Banner título

    Somos especialistas en cáncer de origen digestivo, ginecológico, de mama y carcinomatosis peritoneal

    Sobre nosotros