¿Qué es una ostomía?

ostimia

Una ostomía, o popularmente llamada, “ano contra natura”, “la bolsa” o “llevar una bolsa” es la derivación quirúrgica de una parte del intestino o del sistema urinario al abdomen para garantizar la salida del contenido intestinal o urinario.

¿Por qué se realiza?

Imaginemos el intestino o el sistema urinario como si fuera una tubería. Cuando una tubería se obstruye, debemos desmontarla para eliminar la causa y luego volverla a montar y conectar. Pues bien, cuando en el intestino o sistema urinario tenemos una obstrucción debemos realizar una intervención quirúrgica para eliminar la causa. En este momento, durante la intervención, cuando se ha encontrado la causa que origina la obstrucción, el cirujano se puede encontrar en dos situaciones:

  • Se puede volver a conectar: en este caso, se realiza la sutura o técnicamente llamado “anastomosis”.
  • NO se puede volver a conectar, debido al estado de los tejidos, o por un exceso de dilatación, por protección de la sutura o porque se ha tenido que extraer el órgano obstruido (sea una parte o en su totalidad). En este caso, se realiza la ostomía.

Causas por las que se realiza una ostomía:

Se realiza por diferentes motivos y enfermedades. Pueden ser:

  • Protección de la anastomosis, evitar que pase la materia fecal por la sutura y garantizar así una correcta cicatrización. Un ejemplo: En cirugía rectal, cuando se realiza una anastomosis colorrectal muy cerca del ano.
  • Tumores de colon-recto que obstruyen el paso de las heces.
  • Enfermedades inflamatorias intestinales: Crohn o colitis ulcerosa.
  • Tumores de las vías urinarias o de la bufeta urinaria que no dejan pasar la orina.
  • Complicaciones postquirúrgicas o de otras enfermedades. Un ejemplo, fistula (comunicación anómala) entre dos órganos.
  • Traumatismos o perforación, por ejemplo en heridas por arma de fuego o por cuerpos extraños que pueden perforar el intestino.
  • Malformaciones congénitas. Es la causa más común, de ostomía en bebés.

La ostomía puede ser realizada en cirugía programada o de urgencia; esto dependerá de la enfermedad y de la situación clínica de la persona.

Tipo de ostomía (según su temporalidad)

Pueden ser de dos tipos:

  • Temporales, Según lo explicado anteriormente, cuando durante la intervención se decide realizar la ostomía para proteger la sutura (anastomosis). Después del tiempo, que el cirujano considere oportuno, se realizará una nueva intervención quirúrgica para recuperar el tránsito intestinal.
  • Definitiva. No hay posibilidad de recuperar el tránsito intestinal o urinario original.

Cuidado de la ostomía

La educación de la ostomía como el manejo del dispositivo, el cuidado de la piel, etc. la realizará una enfermera experta llamada: estomaterapeuta. En caso de una ostomía programada, es muy importante que la enfermera realice una visita previa a la cirugía para informar a la persona sobre qué es una ostomía, mostrar los diferentes tipos de dispositivos y decidir cual es el mejor lugar para ubicarla en el abdomen (evitando pliegues de la piel, cicatrices,…). De esta forma, se reduce la ansiedad pre-operatoria.

Después de la cirugía, la estomaterapeuta, le enseñará a manejar el dispositivo y, los cuidados. Después del alta se seguirán realizando visitas de control hasta que la persona sea autónomo/a en el manejo. En Owings encontrarás la solución para el manejo de tu ostomía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Banner título

    Somos especialistas en cáncer de origen digestivo, ginecológico, de mama y carcinomatosis peritoneal

    Sobre nosotros