La cirugía citorreductora como piedra angular del tratamiento de la carcinomatosis peritoneal

La carcinomatosis peritoneal es una forma de diseminación intra abdominal del cáncer de origen gastrointestinal, ginecológico o del propio peritoneo y se diagnostica por la presencia de nódulos tumorales en la superficie peritoneal. Supone un estadio avanzado de tumores primarios del peritoneo como el mesotelioma peritoneal o el pseudomixoma peritoneal, o secundarios en casos de cáncer de origen ovárico  o digestivo.

Hasta hace poco la carcinomatosis peritoneal estaba considerada como un estadio terminal de la enfermedad. Sin embargo, el desarrollo de nuevas técnicas quirúrgicas y quimioterápicas ha cambiado el pronóstico de esta enfermedad, consiguiendo tasas de supervivencia muy satisfactorias.

Un nuevo estudio en el que ha participado el Dr. François Quenet, de Quénet Torrent Institute , ha demostrado que entre el 15% y el 18% de los pacientes con carcinomatosis peritoneal de origen colorrectal se curan gracias a la combinación de quimioterapia sistémica y cirugía de resección completa de las lesiones presentes en el peritoneo.

La cirugía citorreductora  está basada en la extirpación de todos los implantes tumorales macroscópicamente visibles que se encuentran en el abdomen. Se trata de una cirugía de alta complejidad que debe ser realizada por un cirujano especializado y con experiencia en este tipo de intervenciones.

Otro de los resultados más importantes de este estudio apunta que la completa resección de las lesiones peritoneales es el factor pronóstico más importante y permite unas tasas de supervivencia inesperadamente altas.

Por otro lado, el estudio ha demostrado la importancia de que cualquier paciente con carcinomatosis peritoneal de origen colorrectal sea referido a un centro especializado con cirujanos expertos y especializados, ya que es donde conseguirán realizar una resección completa y en consecuencia, el paciente tendrá unos resultados de supervivencia mucho mejores que los obtenidos con quimioterapia sola o en otro centro oncológico no especializado.

Así pues, los datos del estudio sugieren que la cirugía citorreductora por sí sola debería ser la piedra angular de las estrategias terapéuticas con intención curativa para las metástasis peritoneales colorrectales, aunque también se indica que en algunas ocasiones hay que individualizar la indicación de HIPEC para los pacientes con carcinomatosis peritoneal de origen colorrectal.

Si quieres saber más sobre estas técnicas quirúrgicas o sobre el tratamiento de la carcinomatosis peritoneal no dudes en ponerte en contacto con nuestro equipo de especialistas.

Referencias:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Banner título

    Somos especialistas en cáncer de origen digestivo, ginecológico, de mama y carcinomatosis peritoneal

    Sobre nosotros