Importancia de la prehabilitación y nutrición en cirugía oncológica

Importancia de la prehabilitación y nutrición en cirugía oncológica

Recientes estudios han demostrado la importancia de la preparación física del paciente previa a una cirugía mayor abdominal, lo que llamamos la prehabilitación.

El hecho de realizar prehabilitación un mínimo de 4 semanas antes de la cirugía, mediante un preparador físico o fisioterapeuta, reduce las complicaciones postoperatorias de cirugías mayores. Las cirugías abdominales repercuten en nuestro organismo con una reducción en la mitad de los pacientes de entre 20 a 40 % de su capacidad funcional y fisiológica. Por ello, se estudió el efecto de mejorar dichas capacidades antes de la cirugía. Han quedado definidos una serie de parámetros donde podemos influir para reducir al máximo el efecto negativo de la cirugía en este aspecto. Así mismo se ha observado que, mejorando estas capacidades previas, se consigue reducir:

  • El número de complicaciones (sobretodo respiratorias)
  • La estancia hospitalaria postoperatoria
  • La tasa de mortalidad

Se propone a los pacientes un programa supervisado de preparación física donde se insiste en los aspectos más relevantes para adquirir más capacidad física.

La importancia de la nutrición

Todo ello debe ir asociado a una nutrición adecuada, según las características de cada paciente, normalmente alta en proteínas. La nutrición tiene una especial relevancia; frecuentemente en las patologías tratadas los pacientes presentan algún tipo de alteración debido a la propia enfermedad.

En caso de tabaquismo, se aconseja dejar de fumar un mes antes de la cirugía. Esto es para optimizar los resultados, pudiéndose ofrecer tratamientos sustitutivos de la nicotina.

Junto a todo lo anterior, se ha observado que otro beneficio potencial de la prehabilitación es que el paciente es consciente de que puede influir activamente en el pronóstico de su enfermedad. Esto supone una ayuda psicológica en esta parte de su enfermedad.

Obviamente, la prehabilitación debe estar perfectamente coordinada con los tratamientos médicos (en caso de que se apliquen) previos a la cirugía (quimioterapia, radioterapia, hormonoterapia, etc.).

Quénet Torrent Institute incorpora la prehabilitación en el tratamiento de sus pacientes, con la ayuda de profesionales expertos en preparación física  y nutrición, que acompañan al paciente antes y después del tratamiento quirúrgico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Hola quiero preguntarles que puedo hacer ya que mi niña salió de una cirugía de un tumor fue en el estómago ella tiene cancer y ya inició su primera químioterapia pero el dolor no cede ella sigue quejándose de estómago y bueno ya le an echo ultrasonidos y al parecer todo está bien

  • Banner título

    Somos especialistas en cáncer de origen digestivo, ginecológico, de mama y carcinomatosis peritoneal

    Sobre nosotros